VIVIENDA EN MONTECASTILLO,
JEREZ DE LA FRONTERA

La edificación se adapta a la acusada pendiente de la parcela y trata de aprovechar sus óptimas condiciones de situación y dominio visual del paisaje de la campiña. Se resuelve mediante un sencillo volumen escalonado que despliega terrazas y galerías como extensión natural de los espacios de uso.

Los accesos se producen en el nivel superior desde un cuerpo de una planta que se abre a las vistas a través de las estancias principales -estar, comedor, cocina- entendidas prácticamente como espacios exteriores en sombra.

Articulado como una estancia más, un patio permite registrar desde la entrada la sección completa de la casa. El nivel inferior se acomoda a la topografía y acondiciona una plataforma ajardinada cuyo límite hacia el paisaje lo construye la pieza de la piscina.