ESCUELA UNIVERSITARIA DE CIENCIAS DE SALUD EN CÁDIZ

El edificio asume una posición comprometida que ha de dar respuesta a dos escenas urbanas diferentes: de un lado, la avenida principal de la ciudad donde se produce un desencuentro entre alineaciones de planeamiento y edificaciones existentes; en el frente opuesto, una amplia zona ajardinada que se abre al mar.

AVDA. ANA DE VIYA, CÁDIZ

1999-2005

PROMOTOR: UNIVERSIDAD DE CÁDIZ

ARQUITECTOS: M. JESÚS CARMONA, FRANCISCO REINA, JOSÉ VÁZQUEZ

 

FOTOGRAFÍA: JAVIER REINA

Primer premio Concurso de Ideas

Como respuesta natural a estos condicionantes, el programa se organiza en dos cuerpos diferenciados. Hacia la avenida, un programa más menudo formado por dependencias administrativas, despachos y  departamentos se agrupan en un volumen compacto que actuará a modo de pantalla o filtro. Los espacios docentes y salas de estudio se disponen hacia la fachada opuesta, buscando mejores condiciones de orientación, vistas y aislamiento frente a los ruidos que genera la densa circulación de la avenida. 

Ambos cuerpos quedan separados por una fisura que introduce luz natural en las galerías de circulación y que en los niveles inferiores se transforma en un espacio único a doble altura relacionado con el vestíbulo general y el salón de actos.

La planta baja no oculta su carácter público -prolongación del orden urbano- y transparenta sus espacios de lado a lado, permitiendo desde el acceso principal la visión de las zonas ajardinadas situadas en la banda posterior. El nucleo principal de comunicación se ubica en un pliegue de la fachada y resuelve el singular encuentro entre las alineaciones urbanas, ofreciendo vistas de la ciudad y del propio edificio desde sus distintos niveles.